Nietzsche: "Obras completas", vol. III

Diego Sánchez Meca

Nietzsche, F., Obras completas, Edición dirigida por Diego Sánchez Meca, vol. III: Obras de madurez I, Introducciones, traducción y notas de Marco Parmeggiani, Jaime Aspiunza, Juan Luis Vermal y Diego Sánchez Meca, Madrid, Tecnos, 2014, 930 páginas


Tercer volumen de la edición en castellano de las obras completas de Nietzsche, de la que ya han aparecido el volumen I: Escritos de juventud, 2011, 930 págs., y el vol. II: Escritos filológicos, 2013, 1048 págs. Esta edición se completará con un cuarto volumen, y es continuación de la edición completa de los Fragmentos Póstumos, dirigida por Diego Sánchez Meca, y publicada también por Tecnos según el siguiente plan: vol. I: Fragmentos Póstumos 1869-1874, 2007, 590 págs (2ª edición 2010); vol. II, Fragmentos Póstumos 1875-1882, 2008, 916 págs; vol. III, Fragmentos Póstumos 1882-1885, 2010, 898 págs.; vol. IV, Fragmentos Póstumos 1885-1889, 2006 (2ª edición 2008), 780 págs. La finalidad fundamental de esta edición es cubrir una carencia importante al poner a disposición del público hispano-parlante una edición crítica, fiel y completa de la obra nietzscheana, ya existente desde hace muchos años en las demás lenguas importantes de la cultura europea. Pues aporta los medios (aparato crítico y comentarios) estrictamente necesarios que requiere una edición merecedora del nombre de crítica, con una elaboración propia y actualizada de la documentación sobre el contexto y el proceso de elaboración de los textos, aprovechando la diversa investigación realizada ya sobre el particular.


Portada OC III.jpg

Este volumen III recoge los tres libros que integran su período de madurez temprana: Humano, demasiado humano I y II, Aurora y La gaya ciencia, que representan una de las fases decisivas en el desarrollo de la reflexión filosófica de Nietzsche, pues ponen de manifiesto cómo, en puntos esenciales, esa reflexión se va gestando en íntima conexión con su compromiso con la crítica y la renovación de la cultura europea de su tiempo. Lo que tratamos de poner de manifiesto como editores es que en su conjunto, la evolución del pensamiento de Nietzsche tiene una coherencia y esta fase, generalmente considerada «intermedia» o «de transición», tiene una importancia sustantiva para entender su sentido y su propósito. La filosofía de Nietzsche no comienza con la metafísica del arte de El nacimiento de la tragedia, elaborada bajo la guía de Schopenhauer y de Wagner, para conectar luego, dando un salto, con una ontología de la voluntad de poder en su obra madura. El pensamiento de Nietzsche comienza, más bien (como queda de manifiesto en los escritos publicados en el vol. I de las Obras Completas antes aludido), bajo la guía de Demócrito y una crítica implacable a la metafísica de Schopenhauer y al concepto kantiano de teleología, que preludia, ya en una etapa muy temprana, la actividad crítica de las obras de la primera madurez, y que llegará luego, en su forma más lograda, en textos como La genealogía de la moral o Crepúsculo de los ídolos.


Por otra parte, la hipótesis de un Nietzsche «ilustrado» ha sido objeto de constante debate en la historia de la recepción de su obra. La afirmación de que con Humano, demasiado humano, Nietzsche inauguraba una nueva fase de su pensamiento se ha acabado por convertir en un lugar común. Esta nueva fase se caracterizaría por posiciones filosóficas empiristas, positivistas y científicas que representarían una ruptura radical con el romanticismo de su período anterior. En otras interpretaciones, en cambio, se defiende la idea de que lo que mejor define a este período «intermedio» es la crítica de Nietzsche a la Ilustración histórica, que utiliza los objetivos desenmascaradores del método genealógico para dirigirla contra la propia Ilustración. Para llegar a este resultado, Nietzsche se apoya en las ciencias, a las que considera una antimetafísica capaz de acabar con los sueños e ilusiones que habían servido hasta ahora de fundamento a la metafísica. En este sentido, el interés por la ciencia ocuparía, en el Nietzsche de estos años, el puesto del interés por el arte que impulsó su reflexión anterior.


El principal difusor de la consideración de un segundo período ilustrado y de transición en la obra de Nietzsche, comprendido por Humano, demasiado humano, Aurora y La gaya ciencia, fue E. Finck (Nietzsches Philosophie, Stuttgart, Kohlhammer, 1960), que trata de justificar también la ruptura que representaría respecto al período anterior. Así mismo, aunque de modo más sutil e inteligente, la hipótesis de un Nietzsche ilustrado ha sido defendida por destacados filósofos del siglo XX, como M. Foucault (Nietzsche, la généalogie, l’histoire, en AAVV, Hommage á Jean Hypolite, París, PUF, 1971), E. Bloch, Erbschaft dieser Zeit, (en Gesamtausgabe, Frankfurt, Suhrkamp, 1977, vol. IV), Adorno y Horkheimer (Dialektik des Aufklärung. Philosophische Fragmente, Amspterdam, Querido, 1947), y más recientemente por S. Rosen (The mask of Enlightnment, Cambridge Univ. Press, 1995). Es cierto que esta valoración de las Obras de madurez temprana de Nietzsche tiene a su favor el hecho de que Nietzsche acentuara sus lecturas científicas a partir de 1873 : La naturaleza de los cometas, de Zöllner; Teoria Philosophiae naturalis, de Boscovich; Historia de la química, de Kopp; Conferencias sobre la evolución de la química, de Ladenburg; Teoría general del movimiento y la energía, de Mohr; La admirable estructura del universo, de Mädler; Elementos de Física, de Pouillet; Pensamiento y realidad, de A. Spir, etc. Sin embargo, tras una larga reflexión sobre este asunto, nuestro grupo de investigación, apoyándose en los estudios nietzscheanos más recientes, ha optado por la hipótesis de la continuidad entre la reflexión filológica y filosófica de Nietzsche, así como entre su período juvenil y el de madurez, sin fases «intermedias».


La filosofía de Nietzsche se ha dividido tradicionalmente en tres fases: la primera comprendería El nacimiento de la tragedia y las Consideraciones Intempestivas, y los pequeños escritos de ese período; la segunda Humano, demasiado humano, Aurora y La gaya ciencia, y la tercera las obras comprendidas entre el Zaratustra y el final de la vida lúcida de Nietzsche. Esta tripartición servía realmente para poner entre paréntesis la filosofía del espíritu libre, propia del período «intermedio», y minimizar la importancia de esta segunda fase «ilustrada» estableciendo la continuidad entre la primera fase y la tercera, o sea, entre El nacimiento de la tragedia y Zaratustra, o entre la voluntad de poder nietzscheana y la voluntad de vivir schopenhaueriana. Frente a esto, multitud de textos y apuntes de Nietzsche demuestran, por ejemplo, cómo el Zaratustra y las obras tardías se componen con ideas y desarrollos contenidos en los libros precedentes. Por ello hemos decidido mostrar la continuidad que existe entre las primeras reflexiones filosóficas contenidas en los Apuntes de juventud (ya publicados en el vol. I de nuestra edición de Obras Completas) y la filosofía del espíritu libre de Humano, demasiado humano; o la que se muestra entre el curso universitario dedicado a Los filósofos preplatónicos y el ensayo póstumo La filosofía en la época trágica de los griegos.


La traducción rigurosa de las obras a partir del texto original de Nietzsche, así como el aparato crítico y los comentarios que acompañan a esta edición introducirá posibilidades de una mayor calidad y rigor en los trabajos y estudios que, con tanta frecuencia, se llevan a cabo en nuestro país sobre el pensamiento de Nietzsche, dado el sostenido interés que el pensamiento y la obra de este pensador siguen suscitando entre nosotros. Esperamos, pues, haber contribuido también con nuestra edición al debate mismo de las ideas que el pensamiento de Nietzsche suscita de continuo, en relación con problemas de nuestra cultura abordados desde la filosofía, la política, la educación, la moral al poder disponerse ya de la edición fiel, documentada y completa de sus textos.

Diego Sánchez Meca

Universidad Nacional de Educación a Distancia

Presidente de la Sociedad Española de Estudios sobre Nietzsche